El miedo y el amor

Los conflictos internos a veces generan obsesiones en nosotros mismos por ejemplo hacer una dieta, esa dieta en algunos casos viene por inseguridad pero lo que a veces no sabemos es que eso puede provenir de una falta de amor primario de la niñez o adolescencia, de mamá o papá.

No existen fórmulas secretas ni patrones específicos para relaciones de pareja y menos en condiciones de víctima vs victimario que supone una relación donde existe una persona que “ama” más o que cuando no somos correspondidos nos genera una especie de obsesión, mientras menos tenemos ese afecto más nos aferramos. Lo que sí existen son dos grandes energías una es el miedo y la otra es el amor. Mi primera recomendación es aprender a vencer los miedos y uno de ellos a veces de forma inconsciente es de conseguir el amor, sea por temas de inseguridad física o la inseguridad que el propio amor se convierta en apego y después del apego venga el rechazo o la infidelidad, en fin el amor se perturba por el miedo al fracaso. Temer a la soledad abruma las relaciones y eso hace que las personas no sepan si actúan por amor o por miedo, si alguno de los dos decide no estar, deja al otro en un estado de vulnerabilidad que el otro no llega a entender.

Según estadísticas los hombres reaccionan de forma más agresiva cuando son rechazados que las mujeres.

Otro punto importante es que atraemos lo que pensamos, por ejemplo hay hombres que tienen miedo a que la mujer que se consiga se aproveche económicamente de él ¿y entonces? Esa es la mujer que atraen, porque el miedo además se huele.

También puedes revisar :   Aceptar el cambio un reto superable

 Relaciones complejas con los padres

Un gran porcentaje de mis clientes al ser consultados en sesiones privadas, generalmente tienen algún problema con papá o mamá, al preguntarles acerca de sus relaciones con ellos comentan temas de familias disfuncionales donde el rechazo genera una bomba emocional y más aún en este lado del mundo latino, donde es común la figura de la madre que sale adelante con los hijos por abandono del padre o hijos de padres separados es un factor común bien marcado.
A veces no tenemos lo que queremos, por ejemplo recibimos rechazo de nuestro padre y hay una mezcla de amor-odio que se va perpetuando si él te rechaza entonces más lo quieres, a mí me sucedió cuando nuestro padre nos abandonó en un periodo difícil de nuestras vidas, no entendí la razones, pero luego de 13 años las acepté y perdoné.

Esto me llevó a tener relaciones amorosas tormentosas en el pasado e imitaba inconscientemente el patrón mientras más me rechazaban (en algunos casos) más mi amor obsesivo. En la actualidad amo a mi esposo porque es lo contrario a mi padre (el cual también amo muchísimo y lo perdoné), mi padre de haber sido el padre ideal que yo quería, no tuviera el orgullo de ser quien soy hoy, eso me hizo crecer, mi padre, quizás en su momento fue mi problema, pero mi regalo también, lo acepto y honro como es.

Es recomendable siempre trabajar los temas emocionales generados en nuestras primeras épocas de vida que marcan mucho, tanto mamá o papá influyen queriendo o sin querer como serán nuestras relaciones a futuro, entonces aparecen las relaciones sistémicas (familias donde todas las mujeres son divorciadas, madres solteras, engañadas entre otros) porque de alguna forma buscamos imitar o seguir modelos o tipos de parejas que vimos en casa en nuestra niñez o adolescencia y así repetir historias, aún inclusive de forma inconsciente y de esa forma los honramos o queremos.

En mi caso fue muy valioso y sanador hacerme Constelaciones Familiares (una terapia para sanar el sistema de creencias y ver las emociones de generación en generación) y a través de ellas sanarás heridas del pasado que te permitirán relacionarte diferente en el presente y futuro.

Al no sanar esas esas heridas debidamente es común sufrir por los hombres o mujeres en el futuro según sea el caso.

¿Qué sucede en nosotros cuando somos rechazados? 

La autoestima o valía personal se va al núcleo de la tierra o lo que es lo mismo una de las capas más profundas del interior del planeta, en las mujeres nos sentimos gordas, feas y viejas, los hombres son afectados en su virilidad y ego masculino.

Se activa poderosamente y hasta inconsciente el sentimiento de abandono y están muy relacionadas a heridas de la infancia y están a su vez relacionadas a la madre (hijo) o al padre (hija), es decir si hemos tenido una herida con papa nosotras cuando crecemos buscamos de forma inconsciente el amor de la pareja que se parezca al papa que nos rechazó o que perdimos porque falleció, en este último caso si papá era muy afectivo, entonces la pareja que busquemos más adelante vamos a querer ser amadas de la misma forma y buscaremos parejas que en vez de ser esposos sean un “papá-pareja”, donde de una vez te digo que tampoco es lo correcto, porque se busca tapar una carencia que complemente lo que hace falta y puede ser tan dañino para tu relación como ser tú la “mama de tu esposo” y ¿cómo se identifica esto? Pues cuando eres la “mamá de tu esposo” te comportas con él con actitudes de mando: come, báñate, vístete de tal forma o de otra, no hables con esa persona, porque le diste me gusta a esa foto en tal red social, entre otros, en fin le haces perder su esencia y arruinas la relación.

Miedo al abandono

Muchas personas tienen miedos, a enfrentar el fracaso en una relación, a la situación económica que implica estar con una pareja y poder salir adelante, una de ellas es muy fuerte: miedo a que te dejen y esto comienza desde la infancia, desde que naces diría yo cuando sales del vientre calentito de tu mamá para salir al mundo exterior, si has tenido abandono de tu mamá por la razón que sea o tenía que viajar, tenía turnos de trabajo complejos, se empiezan a generar temores, recuerdo un día claramente estando en mi escuela de pre-escolar que varias de mis tías, mamá, abuela e incluso una amiga de una de mis tías acordaron en irme a buscar a la salida del colegio y por un error de comunicación no ocurrió, quedé sola con mi maestra hasta que oscureció y tuvimos que esperar en la entrada del colegio, ahora que creen? Sólo tengo 4 recuerdos de pre-escolar en mi memoria a pesar de haber estado allí 2 años, uno el día de la fiesta de carnaval, el segundo recuerdo es el día de mi fiesta de graduación para pasar a primer nivel de escolaridad, el tercero el día que aprendí a leer corrido y ¿ya saben cuál es el que más recuerdo?… Cuando no me fueron a buscar, esperé junto a mi maestra y lloré mucho hasta que alguien de mi familia se percató y salió a buscarme (mi tía Abigail) y tenía sólo 4 años de edad y ahora tengo 40 pero lo recuerdo perfectamente y sobre todo la sensación emocional que me produjo.

 

Linda-bebe-abandonada-miedo-en-su-rostro

Manipulación y control

Aquello de “vivieron felices para siempre” solo existe en las películas de Disney o como dice una amiga es puro “marketing”, a veces esta creencia limitante y muy difundida viene de nuestro niño herido viviendo en la fantasía, entonces aparece en el juego “la manipulación” que nos da resultados de forma maravillosa (eso creemos) y como resulta lo repetimos una y otra vez incorporando el “control” que es otro elemento dañino en cualquier relación amorosa.

Que sucede cuando para que no te abandonen entonces  eres capaz de lo que sea para que no se vayan, para que siempre te necesiten, cuando además estás dispuesto a sacrificar todo para vivir como quiere hacerlo otra persona, pero que no se aparte porque te falta el aire si lo hace, ¿te parece que hemos pasado por allí y se te hace conocido pero a la vez lo lees y sabes que no está bien pensar así y a pesar de eso repites la historia una y otra vez con cada pareja?

Conductas a revisar:

  • Ceder ante cualquier capricho para evitar que me dejes.
  • Me guardo todas mis emociones incluso cuando estoy molesta (o) solo para no perderte y no te quieras apartar de mí.
  • Tienes “deudas” conmigo entonces te las recuerdo constantemente para que así no puedas irte porque me debes bastante.
  • Tienes una pareja que amas demasiado pero que con ella tampoco te sientes acompañada, entonces existe un sentimiento de soledad y quieres que este junto a ti de otra forma, pero no sabes cómo hacerlo.
  • Un marido puede ser el hombre más seco del planeta tierra, de pronto picaflor con otras, pero si es estable y te da garantía de que siempre estará contigo, es probable que no te quieras apartar de él, así en el fondo no seas feliz.

Les dejo una serie de recomendaciones para trabajar “la víctima” que probablemente también hayas alimentado durante mucho tiempo y que tomé de un escrito de una gran amiga y terapeuta que quiero mucho (Consteladora Familiar, Grafóloga y Numeróloga Carolina Martínez @almasenresonancia

Es importante que si te sientes además identificada (o) con este artículo busques ayuda profesional de un Psicólogo, Coach Certificado y te recomiendo especialmente las Constelaciones Familiares para sanar desde nuestro árbol genealógico creencias e historias que te permitan darte cuenta de situaciones que te permitan soltar y fluir.

Familia-en-la-cama-unida

Recomendaciones para desarrollar tu Inteligencia Emocional en situaciones de abandono:

-Sé honesto acerca de tus sentimientos. Cuando puedas mirar la verdad de cómo te estás sintiendo, comenzarás a liberarte de la carga negativa.

-Expresa con alguien cercano y de confianza, o a través de la escritura, aquellos sentimientos de ira, dolor, ansiedad, miedos, tristeza.

-Observa las conductas que proyectas en los demás, es decir, lo que ves en otros que te hace sentir muy mal, responsabilízate de tus propios sentimientos y no se los cargues a los demás.

-Revisa cómo está tu sentimiento de merecimiento, cómo están tus creencias respecto a la felicidad, el respeto, la salud, el amor, el dinero, el éxito.

– Muévete: Baila, da un paseo, haz ejercicios físicos, nada, haz yoga, cuida las plantas, vete de vacaciones a ese lugar que tanto deseas.”

Para cerrar comparto contigo algunas afirmaciones que te ayudarán a reprogramar neurolingüisticamente patrones del pasado y a sentirte mejor de forma progresiva:

-Me respeto a mí misma (o) todo el tiempo. Ahora estoy haciendo lo mejor posible por mí. 

-Elijo vivir el presente en paz 

-Amo y respeto aquello que soy. Doy gracias por mi vida 

-Me libero de las obsesiones y soy feliz

 

También podría interesarte : Desarrolle inteligencia emocional en líderes y colaboradores

Suscribete dejando tu email y tu nombre

Comparto experiencias de vida y resiliencia, hablo sobre el manejo de las emociones, el liderazgo y la mejora continua.

Transformo vidas y empresas en positivo a través de mis Conferencias, Talleres, Conversatorios, Seminarios, Artículos, Team Building y Coaching Personal y Empresarial.

No te pierdas todo lo que realizo pensando en ti…¡Suscríbete!

Yasmari-elegante

Te suscribiste exitosamente, daré lo mejor de mi para tenerte siempre cerca.

Pin It on Pinterest

Share This