14 de Febrero un día especial como todos mis días.

Hoy es San Valentin y es probable que no tengas tiempo de leer este artículo porque estas muy ocupada buscando el regalo perfecto para tu amor, depilandote, vistiendote especial para la ocasión así sea con ropa usada, dandote un baño especial o asistiendo a la peluquería para estar hermosa para el, este artículo no es que esté dirigido sólo a las mujeres sino que somos al igual que ellos lo suficientemente predecible y ellos más practicos en este tema, por qué?


Porque honestamente no conozco al primer hombre que se vaya a un spa o de shopping para arreglarse el día de los enamorados, para la mayoría de ellos será suficiente con tener una camisa limpia, afeitado, con suerte que tenga los zapatos limpios, al más cuidadoso un poco de perfume y con mucha experiencia uno que se combine perfectamente.

Me encantaría ver mujeres llenas de amor propio, comprando cosas y arreglandose para ellas mismas como el mejor y mas fiel amor de sus propias vidas, a los hombres les encanta una mujer segura de sí, no importa si tienen unos kilos de más o si tienes la cartera de última moda, les encantan que tengan temas de conversación más alla de lo que se compraron en el mall, que puedan compartir una cerveza o un vino, pero lo que realmente le atrae a un hombre de verdad es el amor interior que sentimos y que demostramos ante el mundo con seguridad y paso firme al andar, con decisiones asertivas y con mucha personalidad.

Yasmary-bello-abrazandose

Cuando se pierde el amor propio

Tantas mujeres que me consultan y al menos un 80% de las que padecimos cáncer tenemos puntos en común muy marcados, en algún momento de nuestras vidas dejamos de amarnos, deseamos morir (de mentiras) por algún “problema de amor”, vivíamos para complacer al resto del universo menos a nosotras mismas!… así que ¿qué tal si en vez de desgarrarnos la quincena en un regalo, no empezamos más bien por amarnos a nosotras mismas?

En este mundo tan apresurado y lleno de competencia, donde todo se quiere para ya, donde las emociones son vulneradas una y otra vez, las personas en búsqueda del amor “perfecto” van dando tumbos de príncipe en príncipe no tan azul y donde las curitas parece que no alcanzan por tanto corazón malogrado al punto de ver hombres y mujeres amenazando al propio cupido por ser distraído, con falta de imaginación y hasta ver que usa pañales por eso siempre hace “sus necesidades” encima al momento de flechar a tu alma gemela, hasta que consigues la siguiente “alma gemela” a los 6 meses después. Incluso caemos en el riesgo de morir literalmente gracias a una mala decisión como lo cuenta un amigo aquí

La ley de la atracción

 

Infinidad de mujeres diciendo “es que todos los hombres son iguales” y debo decirte que no todos son iguales igual que tú no eres igual al resto de las mujeres, cada persona es única en el mundo y aunque nuestra forma de pensar, hábitos, hormonas y forma física sea muy distinta a la de los hombres, hay infinidad de ellos que valen la pena, él no es el del problema, el problema lo tienes tú.

Atraemos a nuestra vida de forma constante hombres que no nos “merecemos”, porque cuando no aprendes la lección, la vida te envía una y otra vez en cuerpos y almas distintos a maestros hasta que apruebes la asignatura. Y muchas veces esa lección que te envían no es para que sufras, sino para que aprendas a amarte a ti misma primero que a cualquier otra persona en el mundo.

Aprendiendo a disfrutar de mi soledad y mis espacios

Es importante también aprender a estar solas incluso cuando tenemos una pareja, el hecho de tenerla no significa vivir en su espacio a cada instante con relaciones sofocantes. Te doy unos tips de Inteligencia Emocional para parejas.

Olvídate de esto por favor:

  1. 20 llamadas al día
  2. 500 whatapps
  3. Ir a todos lados juntos
  4. No tener amigos (sino solo los comunes entre los dos)
  5. Olvidarte de los hobbies, los talleres de crecimiento, de aprendizaje o los deportes

Aprende esto:

  1. Tener tu espacio y respetar el de tu pareja
  2. Si estoy contigo comparto mi felicidad a tu lado, si no estoy contigo también soy feliz y cuando estemos juntos nuevamente compartiremos la alegría y gratos momentos
  3. Amarte significa también aprender a ser libre y no creerte dueño de nadie, en algún momento viví todo esto y al final quien no es para ti, no lo es y punto o como dice el dicho: “Si es, ni aunque te quites, si no es, ni aunque te pongas” y cuantas lagrimas puede generarnos este aprendizaje. 

Banderas Rojas (red flag)

Nadie toma lección en cuerpo ajeno al suyo, sin embargo mi misión es ayudarte despertar el amor propio, a verse al espejo y sonreír, a no creer en una posible pareja como “potencial” apenas la conoces si tu intuición te dice no te metas por allí, aun así a veces sigues adelante, como por ejemplo cuando sales con una persona casada y crees que como tú eres muy buena vas a lograr que el deje a su esposa, es posible que eso ocurra en índices estadísticos bajos, pero ¿a qué precio de salud emocional lo obtendrás?, podrás dormir en paz cuando el quizá utilice las mismas técnicas que usó antes para estar contigo cuando eras su amante para estar con otra? porque es bien difícil que un hombre mujeriego que ya probó cómo hacerlo igual que muchas mujeres infieles que me leen sabrán que es cierto que puedan cambiar para siempre. Ahórrate sufrimientos innecesarios

El caso cuando apenas comienzas una relación y el hombre es celoso sin razón, prontamente te pedirá que no uses ropa con escotes, que no te maquilles tanto o quiera saber con quién conversas, así sea que te hayas sonreído por un chiste que envió tu tía en el grupo de whatsapps de la familia, esos son las banderas rojas (red flag) que te envía el universo y pasas por desapercibidas, porque tu sientes que puedes hacer que el “cambie” cuando realmente la que debes cambiar de pensamiento y de plan eres tú.

En estos días me llegaba una consulta y me decía que su pareja era mentiroso, que le había descubierto varias “mentiras blancas” pero que igual le angustiaba pensar que pudiera decirle mentiras más graves, que no sabía qué hacer, le dije escúchate, tú tienes la respuesta, me dijo no la veo y seguramente tu que estás leyendo estas líneas supones cual es la respuesta correcta que ella debe hacer, porque somos expertos consejeros pero cuando se te presenta a ti ya no sabes que hacer, porque te encanta, porque lo amas, porque hace bien el amor y porque no quieres estar sola, entonces mejor mal acompañada que vivir feliz contigo misma, adicionalmente cerrando la puerta para que el universo, Dios o la vida te permita recibir al que de verdad es, porque tienes el lugar ocupado y mientras no limpies el espacio no habrá entrada a la pareja que sueñas.

Ámate primero tú!

En el mes del amor y el resto del año debes recordar que la persona más importante de tu vida eres tú misma, que cuando te amas, te respetas, te cuidas, dejas de sufrir por pendejadas, te das tu puesto, tienes dignidad y sabes retirarte a tiempo de todo aquello que te quita la sonrisa, de lo que te amarga, que te quita horas de sueño (no por buen sexo precisamente), debes salir corriendo de allí!

Entonces vístete para ti, arréglate para ti, haz ejercicios para ti, come sano para ti, ama cada célula de tu cuerpo, cada órgano, cada espacio de tu vida y el hombre que te corresponde llegará o el que tienes valorará aún más cada día a tu lado, no importa si tienes 20 años o 60 años, no te cierres a recibir lo que realmente te mereces y aprende también a ser una buena pareja (eso lo dejamos para otro artículo para que primero leas este las veces que sean necesarias).
Eres importante, recuérdalo siempre.

un-re-galo-para-ti-amate

Pin It on Pinterest

Share This

Suscribete dejando tu email y tu nombre

Comparto experiencias de vida y resiliencia, hablo sobre el manejo de las emociones, el liderazgo y la mejora continua.

Transformo vidas y empresas en positivo a través de mis Conferencias, Talleres, Conversatorios, Seminarios, Artículos, Team Building y Coaching Personal y Empresarial.

No te pierdas todo lo que realizo pensando en ti…¡Suscríbete!

Yasmari-elegante

Te suscribiste exitosamente, daré lo mejor de mi para tenerte siempre cerca.